Moon Lovers – Scarlet Heart Ryeo

miércoles, 2 de noviembre de 2016




Sinopsis: Wang Soo es heredero del Emperador. Él no quiere estar en el centro de atención, pero nace de forma natural en la realeza. Su personalidad es tan fría como el hielo.

Hae Soo, quien se encuentra en el tiempo actual, debido a un accidente inesperado termina viajando de regreso a la época histórica. Hae Soo se las arregla para sobrevivir en ese tiempo sin embargo debido a su personalidad y diversas situaciones terminará involucrada con los diferentes príncipes.

Tras la muerte del Emperador comienza una guerra por el trono.

Ayer se terminó la emisión del drama Moon Lovers y creo que aún estoy deprimida tras ver ese final.

Ha sido uno de los dramas históricos que más me han gustado hasta la fecha y todavía no me puedo creer que haya terminado y sobretodo de manera tan triste. Así que sí, avisados estáis, si vais a ver este drama preparar toneladas de clínex porque hacia la mitad de la emisión esto parece Juego de Tronos y no puedes parar de llorar.

Debo decir que me esperaba el final  que ha tenido y que no me ha decepcionado para nada, porque un happy ending en este tipo de trama histórica, que además está basada en hechos reales, me parecería absurdo.

Hay que tener en cuenta que la historia se desarrolla en otra época, donde amor y poder no se podían conjugar en la misma frases y menos de forma satisfactoria.

Lo primero que llama la atención del drama es la cantidad de actores masculinos que salen, y es que nuestra protagonista va a terminar enredada de una u otra manera con los 7 príncipes de la corte.

Al principio Soo, nuestra protagonista, comenzara a tener sentimientos por el octavo príncipe, el cual es todo amor, pero como la vida de Soo no va a ser un camino de rosas terminará involucrada con el cuarto príncipe, un hombre que al principio se presenta como alguien frio y sin corazón, pero al que poco a poco Soo irá quitando la coraza para terminar derritiéndonos el corazón.

Aunque, si tengo que quedarme con alguno de los príncipes, y pese a que el cuarto me haya robado el corazón, al final el catorceavo príncipe es el que me ha demostrado que sí es capaz de hacer cualquier cosa por amor, por Soo, porque si algo me ha quedado claro es que en estas historias de amor y amistad el ansia de poder ha acabado con el amor en la mayoría de las situaciones. Pero es lo que tiene la vida en palacio, es peligrosa, los juegos de poder están a la orden del día y el amor poco tiene que hacer allí.

Es bonito ver la amistad que desarrolla Soo con los príncipes y como al final están dispuestos a hacer cualquier cosa por ella. Pero es que claro, como no encariñarse con la adorable Soo, siempre complaciente, siempre con una sonrisa en la cara.

En este tipo de historias donde la guerra por el trono saca lo peor de cada personaje, estaremos con el corazón encogido capítulo tras capítulo. Juro que hubo un momento que no sabía si esto era Juego de Tronos, porque ¡¡madre mía!!.

Lo original de esta historia está en que Soo es una chica de la época moderna que por una casualidad viaja al pasado. Esto nos brinda un posible final abierto que, si seguimos la línea de la versión China que sirve de base a este drama, podría derivar en una segunda temporada. Aunque desde ya os digo que me extrañaría muchísimo que haya segunda temporada, porque a los coreanos les encantan los finales abiertos y dramáticos y no creo que se arriesguen a hacer una segunda temporada cuando esta ha dejado tan buen sabor de boca.

Podría comentaros mil cosas de las que pasan en el capítulos final y me han dejado con el corazón roto y con alguna que otra incógnita, pero no quiero desvelaros nada. Así que si os gustan los doramas, sin duda os animo a que veáis este gran drama que os aseguro os va a enamorar y además os alegráis un poco la vista porque todos los príncipes son guapísimos. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS