Y de repente me enganché a un Dorama…..: FATED TO LOVE YOU

lunes, 16 de noviembre de 2015





No sé cómo paso. No lo tenía planeado. Estaba cotilleando Facebook cuando pusieron un video y un comentario sobre una serie asiática llamada Fated to love you, y como yo soy de naturaleza curiosa, pues allá que me fui a googlearlo como un loca y bueno, una cosa llevo a la otra, encontré el dorama (al parecer así se llaman)y pulsé al play. Eso fue mi perdición porque sin comerlo ni beberlo me quedé hasta las tantas de la madrugada llorando a moco tendido con la historia de esta dulce muchachita llamada Kim mi Young  a la que tratan fatal, pese a que es puro amor. Sin duda me quedé a verlo por ella, porque el primer capítulo casi me da un shock con el personaje tan estrambótico que es Lee Gun, el protagonista (esta como una autentica regadera, en serio), luego cuando apareció el personaje de Daniel Pitt me enamore y no pude dejar de seguir esta historia a tres bandas (o cuatro si tenemos en cuenta que Lee Gun comienza estando enamorado de Se Ra). En fin, que es un lio de cuidado.

Es curioso cómo te pude enganchar tanto una serie con una cultura tan chocante a primera vista. Me parece sumamente curioso lo “puritanos” que se muestran al principio, pues las muestras de cariño son siempre en la intimidad y más bien light, lo de los besos apasionados y los “momentos empotramiento” tipo HBO no parece que se estilen, sin embargo, la carga de sentimientos que transmiten los diálogos y los gestos son tan potentes que te encojen el corazón y te roban mil suspiros. Porque si algo he aprendido con este dorama es que no necesitas mil escenas de cama para mostrar cuanto se quieren y se desean los personajes, solo con una mirada profunda, una mano tímida buscando otra mano, un abrazo robado, unas palabras que te roban el corazón... solo con esos gestos puedes encoger el corazón del espectador.

Así que como una posesa he estado siguiendo este drama de 20 capítulos que me ha tenido hasta al último momento enfadada por querer que la protagonista se quedara con el tercero en discordia. Porque sí, siempre termina gustándome el que menos gusta a la protagonista, lo que hace que mi cabreó sea monumental con la mayoría de los finales (no me hagáis hablar de los hombres de Paco, que aún me arden las entrañas). Pero, y sí, hay un pero, en este caso al final caí rendida a los pies de Lee Gun, y aunque para mi quisiera a Daniel Pitt, el protagonista terminó robándome el corazón, porque al final lo entiendes todo y entre lágrimas, porque con este drama todo son lágrimas, comprendes que efectivamente estaban destinados a quererse.

La verdad es que he disfrutado esta historia de principio a fin. He sufrido muchísimo con la protagonista, que te encoje el corazón cada vez que llora y me he enamorado de Daniel y Lee Gun, de tal manera, que hacia el final tenía el corazón completamente dividido. Me he reído muchísimo con las excentricidades de Lee Gun y las locuras de su secretaría y cuñado, me ha enternecido sobremanera la madre de Mi Young y he disfrutado cada intervención de la abuela de Lee Gun. Sin duda, una vez terminada la historia, ya les echo de menos.
 


Ahora solo puedo decir que esto de los doramas parece ser un mundo y ya estoy pensando en cuál será el siguiente que vea ¡¡me ha picado el gusanillo!!

2 comentarios:

  1. Claro! Y ahora me has enganchado a mí! Cómo te odio Cris! Jajajaja

    ResponderEliminar
  2. Sinceramente sigo prefiriendo la primera versión era Taiwanesa, el prota es tan lindo y no se ve tan estúpido como el de esta última versión.

    ResponderEliminar

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS